Keret house: La casa más estrecha del mundo


Lo que parecía humo arquitectónico se ha convertido en realidad, nos estamos refiriendo a la Keret House, la casa más estrecha del mundo, que por fin se ha construido entre dos bloques de pisos del barrio Wola de Varsovia (Polonia). El diseño ha tenido ligeras modificaciones a lo que vimos cuando escribimos sobre esta vivienda de 133cm, pues la piel exterior es plana, los muebles están adosados en el lado opuesto, y la escalera de acceso es un elemento fijo (en los dibujos del proyecto la veíamos levadiza).

La estructura está formada por perfiles de acero, formando tres niveles. El primero está ocupado por la sala, comedor, cocina, y el cuarto de baño al fondo. Al siguiente se sube por una escalera de pared, y en él encontraremos un espacio de escritorio y la cama. El último piso es técnico, quedando el perfil de la vivienda encerrado en un triángulo rectángulo, donde el lado que forma su hipotenusa está revestido con paneles de policarbonato translúcido, que aseguran una buena iluminación natural en su interior.

Este singular edificio será un lugar de trabajo, creado para el escritor israelí Etgar Keret, pero también funcionará como alojamiento para jóvenes artistas de todo el mundo. Parte de los vídeos añadidos dan una idea de cómo es por dentro esta ingeniosa casa.

Es un proyecto del arquitecto Jakub Szczesny (estudio Centrala).

Ermitage-casa-estrecha-Varsovia, vista de la fachada y composición render
Ermitage-casa-estrecha-Varsovia










Keret-House-trasera

Keret-House-interior

Keret-House-aseo-cocina

video

Zaha Hadid y la arquitectura austera

Arquitecto de origen iraquí dice que el uso de la palabra austeridad es un cliché y podría ser desastroso para el público

La arquitecta de origen iraquí Zaha Hadid ha hecho recientemente unas declaraciones para la prensa británica en las que ha dejado de manifiesto su temor en que se utilice como excusa la austeridad para favorecer una arquitectura de baja calidad. Ha venido a decir que “el uso de la palabra austeridad es un cliché, y que podría ser desastroso para la gente“, pidiéndole al gobierno del Reino Unido que “no utilice el clima de austeridad propiciado por la crisis económica como una excusa para reducir los presupuesto y construir viviendas y hospitales de baja calidad“.

La diva de la arquitectura contemporánea añadió a Kath Viner, editor adjunto de The Guardian, que “Es necesario que haya inversión. Necesitamos algún tipo de calidad“, y añadió que “Todos los privilegiados puede viajar, ver mundos diferentes, no todos pueden. Creo que es importante que la gente tenga un lugar de interés cercano“.

Zaha es sin duda una mujer que le gusta la perfección, ama lo que hace y tiene su propio mundo, nadie se cuestiona la increíble la majestuosidad de las construcciones diseñadas por ella, son como salidas de un sueño que logra hacer posible lo imposible.

Pero parece que Hadid se ha esforzado demasiado en realizar un vínculo entre calidad y presupuesto, cuando todos sabemos que con muchos millones también se han construido edificios de mala calidad (y feos), aunque afortunadamente también ocurre a la inversa: la historia está llena de arquitectura bella y digna realizada sin mucho dinero. Curiosamente en el caso de Hadid, casi todos sus proyectos requieren un alto coste, sin ir más lejos, el Centro Acuático para el Parque Olímpico de Londres 2012, donde los 75 millones de libras iniciales se han convertido en más de 250.


California Roll House


California Roll House es una idea de casa prefabricada pensada para adaptarse a la hostilidad del desierto, es un proyecto de planteamiento rotundo y diferente, una auténtica casa del siglo 21 diseñada con un sencillo concepto, a partir de una lámina que se enrolla envolviendo la vivienda, dejando dos fachadas acristaladas, cuya transparencia se controla electrónicamente. Tanto en su estructura como en el resto de materiales, es un edificio que está modulado para facilitar su transporte, así como un cómodo montaje-desmontaje en el sitio.

En cuanto a los materiales, también es una casa poco convencional pues su envolvente es de paneles de fibra de plástico reforzado, que ayuda a que el edificio sea bastante eficiente, a la vez que aporta una gran protección frente a la radiación solar; su estructura es de fibra de carbono. Para potenciar aún más su carácter, la puerta de entrada está camuflada en la fachada inclinada, abriéndose hidráulicamente y controlada por un sistema electrónico de seguridad. Como vemos, California Roll House es un alarde de las últimas tecnologías aplicadas a la arquitectura.

Un aspecto muy interesante de esta vivienda -y que nos encanta- es la terraza exterior que forma la lámina que protege el edificio, ofreciendo una superficie pavimentada para desarrollar diferentes actividades al aire libre, aunque la organización interior presenta demasiadas dudas, sobre todo en el nivel superior. Para garantizar una buena iluminación natural, en determinadas zonas se colocan ventanas y tragaluces modulares, y con una instalación apropiada de paneles solares en los planos inclinados de su cubierta, este diseño podría convertirse en una atractiva opción de casa prefabricada.








Maridaje, o cómo construir con el paisaje


Este proyecto surgió con motivo del concurso internacional Landscape, Architecture & Wine (LA&W), organizado por Arquideas y dirigido a estudiantes, en el que se pretendía hacer una reflexión sobre la tendencia actual que están protagonizando las grandes marcas de vino, realizando importantes intervenciones arquitectónicas firmadas por arquitectos famosos.

La idea ganadora reúne muchas de las características que hoy día se les exige a la arquitectura respetuosa con el medio ambiente, aunque aún más destacable ha sido comprobar cómo se relaciona con el paisaje, porque se trata sobre todo de un proyecto que se funde con el territorio, algo a tener muy en cuenta cuando se trata de llevar a cabo un desarrollo sostenible .

Estas instalaciones están planteadas como un espacio cultural y de experiencia gastronómica, sobre todo para jóvenes restauradores que quieran aprender en su escuela de gastronomía. El programa incluye además un pequeño hotel de tres plantas, donde las habitaciones están ubicadas en los pisos superiores (mejores vistas), pero que cuenta con cafetería y salones para seminarios y congresos en el nivel de acceso. El tercer elemento se corresponde con un área de difusión (de dos plantas) con espacios expositivos para explicar y divulgar todo lo relacionado con el vino. En su nivel superior están las oficinas administrativas del complejo.

Todo el programa se ha diseñado manteniendo un gran respeto por el paisaje, de tal manera que la forma se obtiene por el maridaje entre la topografía del terreno y los requerimientos del edificio. Probablemente la frase que mejor describe esta intención sea la que encontramos en la memoria del proyecto:

"No buscamos una construcción en el paisaje, sino construir con el paisaje."

Características verdes de la idea:

Ademas de suponer una implantación respetuosa en el sitio, este proyecto incluye tres líneas principales propias de cualquier arquitectura que pretenda ejecutarse en un desarrollo sostenible.

La fachada está hecha con una celosía de madera de pino local, ayudando con ello a conseguir una baja huella de carbono. Tiene una profundidad que varía entre los 30 y 100 centímetros, para dar en todo momento la protección solar necesaria. La separación de estas lamas de madera no es constante, pues responde a la orientación y al interés de las panorámicas de cada fachada. En algunas partes opacas se han añadido vides trepadoras.

Recogida del agua de lluvia. Al estar ubicado en una depresión (vaguada) favorece la captación de las aguas pluviales por escorrentía. Todas las terraza de los patios están diseñadas para canalizar el agua hasta un estanque situado en el exterior del recinto, el cual luego se utiliza para el riego de las plantas de patios y cubiertas.

Cubiertas con cultivo. Éste es uno de los elementos más singulares del proyecto, ya que las construcciones semi-enterradas permiten que sus cubiertas se vean como una continuidad de los viñedos, plantando en ellas variedades autóctonas.


Los alumnos autores de esta idea ganadora fueron Javier Ureña Carazo e Isabel Rivas. Más información en la web de Arquidea


The Wind Tower


No es la primera vez que vemos un rascacielos cuyo diseño de alguna manera se basa en una espiral, pero esta torre es aún más “retorcida”, llamada The Wind Tower (la Torre del Viento), la forma aerodinámica de su estrutura hace un buen uso de los vientos dominantes para generar energía suficiente para unas dos mil viviendas.

¿Qué esquema tiene este rascacielos turbina? A pesar de que su forma en espiral arranca desde el suelo, prácticamente hasta el primer tercio de su altura es un edificio bastante normal, con una gran variedad de usos: residencial, institucional, comercial y recreativo. A partir de ahí es una sucesión de turbinas de 45 metros de altura, en torno a su eje, con plataforma entre cada una de ellas, pero conservando la estructura en espiral de su base. Los dibujos de las plantas tipo así lo explican.





Es una idea de los arquitectos británicos David Arnold y Alexa Ratzlaff .

Diez iglesias originales II

Son diez iglesias diferentes, ya sea por su arquitectura futurista o por su antigüedad y belleza.





















Diez iglesias originales I





Esta es una pequeña una muestra de diez iglesias originales, cada una de ellas refleja una solución diferente ante el reto planteado, la influencia del lugar, de los materiales, del entorno, del clima, de la cultura del lugar, son factores que han influido en el diseño de estos recintos de fe.

Cuando un arquitecto diseña una Iglesia o lugar de culto, debe pensar en los efectos interiores y exteriores, tiene que considerar que tipo de sensaciones debe motivar en el asistente, la búsqueda de un un Ser Supremo, de la luz, de la paz, de la alegría  son algunos de los termas que deben ser abordados y resueltos mediante la composición arquitectónica.